Schapendoes oscuro con patas blancas, perro holandés
Salud del perro 01.06.2021

Osteoartritis en perros - causas, síntomas, diagnóstico, prevención y tratamiento

Thomas by Thomas, Thomas ha contribuido con sus conocimientos técnicos a dogbible y no sólo está entusiasmado con Japón, sino que también llama a los Shiba su perro favorito, al que, con suerte, pronto se le permitirá fijar su residencia en su Rooftopgarden.

Osteoartritis en perros

La artrosis en los perros es la causa más común de dolor durante el ejercicio. Uno de cada cinco perros adultos sufre problemas articulares. Sólo el diagnóstico y el tratamiento tempranos de la dolorosa afección permitirán a su perro vivir una vida canina sin dolor.

perro, canidae, raza de perro, border collie, perro de compañía, carnívoro, veterinario, grupo deportivo, cachorro, perro de trabajo, perro recibe una inyección en la pata en el veterinario, perro grande con orejas paradas shutterstock.com / Ermolaev Alexander

Fundamentos y causas de la artrosis

La artrosis (desgaste articular) es una enfermedad degenerativa. El cartílago de la articulación se daña y retrocede cada vez más. La cápsula articular está inflamada y engrosada. Ya no se produce suficiente sinovia (líquido sinovial). Los huesos que intervienen en la formación de la articulación se rozan entre sí. La acumulación de huesos hace que la articulación de su perro se vuelva cada vez más rígida e inmóvil.

Pero, ¿qué desencadena la artrosis en los perros?

  • Edad: con la edad avanzada, las articulaciones de su perro se desgastan por el uso diario.

  • Sobrepeso: el exceso de peso supone una carga para las articulaciones y favorece la formación de tejido óseo.

  • Uso excesivo: sobre todo en perros jóvenes que aún no han crecido del todo, las articulaciones se dañan por el exceso de estrés.

  • Deformidades congénitas de las articulaciones: la displasia de cadera (HD) o la displasia de codo (ED) provocan deformidades en las articulaciones y un desgaste excesivo.

  • Lesiones: La rotura de ligamentos o las lesiones en la articulación pueden provocar daños articulares sin tratamiento.

  • Artritis: si no se trata la inflamación aguda de las articulaciones, ésta progresará a la forma crónica (artrosis).

  • Trastorno metabólico de las células del cartílago: si el cartílago de la articulación no recibe suficientes nutrientes y oxígeno a través de los vasos sanguíneos, las células del cartílago comienzan a morir.

Perro, mamífero, vertebrado, Canidae, raza de perro, carnívoro, perro Canaan, perro boo noruego se encuentra al aire libre, perro blanco mediano shutterstock.com / Lenka Molcanyiova

Síntomas de la artrosis y diagnóstico de la artrosis

Los problemas articulares provocan dolor en su perro. Se levanta con dificultad después de estar acostado durante mucho tiempo y se mueve con rigidez. La cojera mejora tras unos minutos de ejercicio. El frío y la humedad empeoran los síntomas de la enfermedad. Si la articulación de la cadera de su perro está afectada, será reacio a sentarse y se levantará balanceándose. Mientras esté tumbado, su perro cambiará de posición con frecuencia. La articulación engrosada se mordisquea repetidamente para reducir el dolor. Los crecimientos óseos hacen que la articulación parezca más grande. Sin embargo, el aumento de calor en la zona de la articulación sólo se producirá si la inflamación está presente al mismo tiempo.

El diagnóstico lo realiza un veterinario mediante un examen ortopédico. Se comprueba la movilidad de la articulación afectada. Un análisis del patrón de marcha muestra hasta qué punto su perro está afectado por los problemas articulares. Además, se toman radiografías de la articulación afectada en varios planos. En estas imágenes se ven claramente las formaciones óseas y los cambios de la articulación. Si se sospecha que hay astillas óseas que flotan libremente en el líquido articular, debe realizarse también una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM). La artroscopia permite evaluar directamente el daño del cartílago. Para este examen, se introduce un artroscopio (endoscopio) en la articulación.

Terapia y prevención de la artrosis

Si la artrosis en los perros se detecta y se trata a tiempo, hay muchas posibilidades de que la terapia conservadora detenga el grave desgaste. En los casos graves, debe realizarse una intervención quirúrgica. El primer tratamiento para la artrosis son los analgésicos y antiinflamatorios. Para evitar demasiados efectos secundarios, los antiinflamatorios se suspenden después de siete días, si es posible. No se administran al perro medicamentos que contengan cortisona, ya que tienen un efecto negativo sobre el cartílago articular y los huesos. Tampoco debe utilizar medicamentos de uso humano (diclofenaco, ibuprofeno) para el tratamiento de la artrosis. Estos causarán efectos secundarios graves en su perro, como úlceras estomacales o intestinales. Si su perro tiene sobrepeso, el veterinario le dará alimentos dietéticos para que reduzca lentamente su peso corporal.

Durante la terapia, debe observarse un período de descanso. Su perro debe ir con correa y no puede vagar libremente. El ejercicio ligero y regular y caminar sobre una superficie blanda protegerá las articulaciones y fortalecerá los músculos. Debe evitarse la sobrecarga mediante saltos, cambios de dirección o subidas. La fisioterapia aumenta la movilidad de las articulaciones dañadas y favorece el desarrollo muscular. Una cinta de correr subacuática es ideal para que los perros con sobrepeso realicen ejercicios que no afecten a sus articulaciones.

En caso de artritis grave, puede inyectarse ácido hialurónico (un componente del líquido sinovial) en la articulación. Si ya existe una degeneración articular grave, se realiza una terapia con células madre. Las células madre necesarias para ello se obtienen directamente del tejido graso de su perro.

Los condroprotectores, como la condroitina, la glucosamina y el mejillón de labios verdes, pueden utilizarse de forma preventiva para ayudar a las células del cartílago.

El alivio del dolor también se consigue con hierbas (garra del diablo) y acupuntura. En la acupuntura con oro, las plaquetas de oro se colocan directamente en los puntos de acupuntura. La conducción del dolor está bloqueada.

La homeopatía también puede utilizarse para tratar la artrosis.

Imagen de la pancarta: shutterstock.com / diyanski
Gracias por leer
Suscríbase a nuestro boletín informativo,
para estar siempre informado sobre las tendencias caninas.
No le enviaremos spam a su bandeja de entrada. No venderemos ni alquilaremos su dirección de correo electrónico.
Puede encontrar más información en nuestras normasde protección de datos