corgi se baña, champú en el perrito, ducha del perrito, perrito muestra la lengua durante la ducha de cabeza
Consejos para tener un perro 29.06.2021

¿Tengo que bañar a mi perro?

Sissi by Sissi, Sissi es bloguera desde 2014, se subió al perro en 2018. Desde entonces, se pavonea con sus 10000 pasos por el mundo cada día con Loki. La Beagdor (mezcla de labrador y águila) es un perro de terapia para niños y también la acompaña a los colegios. En secreto, le gustaría tener un Bulldog Francés como segundo perro.

¿Tengo que bañar a mi perro? Lo que hay que saber sobre el gel de ducha y el champú para perros

Al bañar a tu perro, la regla es hacerlo tan a menudo como sea necesario, pero con la menor frecuencia posible. Si tu perro se revuelca en el estiércol de las vacas, por ejemplo, no va a ser posible evitar un baño.

Sin embargo, no debes bañar a tu perro con demasiada frecuencia, ya que esto perjudica la película protectora natural de su piel. De cualquier forma, un baño adecuado también puede estimular la circulación sanguínea de tu perro y acondicionar su pelaje.

¿Con qué frecuencia debes bañar a tu perro?

¿Cuál es la frecuencia con la que se debe bañar a un perro? Ya hemos escrito sobre este tema en detalle, pero volveremos a tratarlo brevemente aquí. Por naturaleza, un perro no necesita un baño. Su pelaje le protege de todas las influencias ambientales, repele la suciedad y la humedad. La piel del perro, por debajo, también tiene una capa protectora de grasa o talco.

Así que tu perro nunca necesita realmente un baño. Sin embargo, si está tan sucio que no puede limpiarse de otra manera, no tienes más remedio que bañarlo. Pero entonces debes hacerlo bien.


Los cachorros, en cambio, no deberían bañarse en absoluto. Las capas protectoras de grasa y piel aún no están bien desarrolladas. Se secan con facilidad, empiezan a escamarse y ofrecen a los parásitos y a las infecciones fúngicas el caldo de cultivo ideal.

Perro, Mamífero, Cánido, Raza de perro, Carnívoro, Perro de compañía, Pelaje, Grupo deportivo, Hocico, Chowchow Lavar con un champú para perros en la bañera Shutterstock / 135pixels

Baño apto para perros

Para muchos perros, el baño es un trabajo duro, porque no les gusta nada. Es importante asegurarse de que el agua no esté demasiado caliente ni demasiado fría y que el chorro de la ducha no sea demasiado fuerte.

Además, se debe utilizar un champú para perros que sea idealmente suave y no contenga fragancias. Los perros tienen un buen sentido del olfato y les molestan las fragancias. Nunca se debe utilizar champú de personas, porque contienen productos químicos no aptos para los perros, que atacan su protección ácida natural. Por lo tanto, ten siempre preparado un champú para perros en caso de emergencia.

Para la bañera lo mejor es conseguir una almohadilla de goma antideslizante, para que el perro no pueda resbalar y tenga un soporte seguro. También es importante tener una toalla grande y, por supuesto, golosinas.

Paso a paso: el baño adecuado

  1. Ajusta la temperatura y el volumen del chorro de agua para que sean agradables.
  2. Moja a tu perro desde las patas hacia arriba (deja fuera la cabeza y las orejas al principio).
  3. Lava suavemente al perro con champú, haciéndole un masaje suave.
  4. Enjuaga al perro. 
  5. Ahora moja con precaución la cabeza (ten especial cuidado, ya que puede ser peligroso para el perro que le caiga agua en los ojos y los oídos). 
  6. Aplica cuidadosamente una pequeña cantidad de champú en la cabeza y enjuaga con cuidado de inmediato. 
  7. Frota el pelaje mojado con una toalla directamente en la bañera.
  8. Luego permite que el perro salga de la bañera y se sacuda. 
  9. Déjalo para que se seque en un lugar cálido. 
  10. Cepilla su pelaje solo cuando ya se encuentre seco. 

Si sigues estos consejos, el baño será mucho más agradable para el perro; él lo soportará más fácilmente y también será más fácil para ti.

Básicamente, no bañes a tu perro con demasiada frecuencia, sino solo cuando sea absolutamente necesario. En cualquier caso, utiliza champú para perros y nunca uno para humanos. Solo tienes que comprar una botella de champú suave e inodoro para perros y guardarlo en la estantería para casos de emergencia. 


Nota final: Por favor, no pruebe esas nuevas "lavadoras de perros" o equipos de lavado de perros similares a los de un lavadero de coches. No es verdaderamente una buena idea y, desde nuestro punto de vista, constituye crueldad animal. Esto puede provocar graves ataques de pánico y trastornos de ansiedad en el animal y sus sesiones de baño no tienen por qué ser así.

Imagen de la pancarta: Shutterstock / Masarik
Gracias por leer
Suscríbase a nuestro boletín informativo,
para estar siempre informado sobre las tendencias caninas.
No le enviaremos spam a su bandeja de entrada. No venderemos ni alquilaremos su dirección de correo electrónico.
Puede encontrar más información en nuestras normasde protección de datos